Ciudades resilientes tras el Covid-19 - INCIDE
21699
post-template-default,single,single-post,postid-21699,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

20 Feb Ciudades resilientes tras el Covid-19

Otras Publicaciones de la Semana:

Ciudades resilientes tras el Covid-19

Las zonas urbanas son la zona cero de la pandemia del COVID-19. Las ciudades están sufriendo las peores consecuencias de la crisis, muchas de ellas con sistemas de salud sobrecargados, servicios de agua y saneamiento inadecuados y otros problemas económicos y sociales.

Este es el caso en particular en las zonas más pobres, donde la pandemia ha puesto de manifiesto desigualdades profundamente arraigadas.

Mientras el mundo unido se esfuerza en mitigar la crisis sanitaria especialmente de característica e impacto urbano; las distintas organizaciones que se guían por la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), trabajan aportando articulación entre los gobiernos a todo nivel para superar la pandemia pero especialmente para convertir la experiencia en un insumo para mejorar el futuro: resiliencia.

La reciente creación de la red Ciudades por la Salud Global (CGH) se suma a la estrategia implementada por diversas organizaciones para capitalizar los aprendizajes que deja la pandemia, que se resume en cuatro temas básicos de reflexión para aportar en la construcción de ciudades y comunidades más sostenibles en el futuro próximo:

Salud: El proceso de expansión del virus ha demostrado la debilidad de los sistemas de salud de las ciudades del mundo, incluso en países desarrollados. En este sentido es obvio que los sistemas de salud requieren más capacidades en términos de infraestructura; pero también se ha demostrado que el compartir el conocimiento creado en estos meses es fundamental en el futuro para responder más pronto y mejor ante una crisis sanitaria.

Educación: La necesidad de aislar a las comunidades educativas de las ciudades del mundo ha obligado a todos los sistemas educativos a poner en práctica de manera consistente, todas sus capacidades de educación virtual.

Las plataformas mismas se están nutriendo; docentes y directivos docentes mejoran sus competencias. Los padres en sus hogares aprenden a acompañar a sus hijos en el proceso.

Se deberá actuar en aumentar la capacidad para conectar, posiblemente en una red pública. Adicionalmente, se deberá pensar en los hogares que solo tienen una computadora pero varios niños o jóvenes en edad escolar.


Vivienda y urbanismo: Una invitación a repensar en ciudades resilientes, no en función de las ganancias inmobiliarias sino en el bienestar de la población y su seguridad sanitaria.

Es necesario pensar en la necesidad de un acceso más equitativo a los servicios públicos para las comunidades más vulnerables ya que, de cara a más que probables nuevas crisis sanitarias, no se les puede exigir a estas comunidades “lavarse constantemente las manos” si ellas no cuentan con servicios de agua potable. No olvidemos que el impacto más fuerte de la pandemia se ha dado en estas comunidades.

Movilidad: Es importante mantener activos los sistemas de transporte público durante la pandemia, pero también en su papel hacia el futuro ya que la movilidad será crucial para la regeneración de las ciudades.

Retos como mejorar la capacidad del transporte para conectar a los ciudadanos con el sistema de salud de manera segura; de ofrecer mejores condiciones de trabajo para los empleados del transporte público -ante su vulnerabilidad de contagio-; la reflexión sobre la verdadera capacidad de transporte masivamente las fuerzas laborales, también de manera higiénica; son esenciales para una ciudad con el objetivo de aprovechar las enseñanzas y recuperarse de la crisis.

Sin embargo, al término de la crisis, el reto del cambio climático seguirá presente, así como el aporte de los sistemas de transporte mundial a esa realidad. Las organizaciones y gobiernos en sus distintos niveles se verán enfrentados a tomar una decisión ante la disyuntiva: seguir usando los mismos modos de transporte con su aporte en contaminantes o aprovechar y generar el cambio necesario.

En INCIDE vemos una oportunidad para reflexionar y reajustar la forma en que vivimos, nos relacionamos y reconstruimos nuestras ciudades más sostenibles, más resilientes y más incluyentes.

MA y MPC ING. JESÚS GUILLERMO MORENO RÍOS / Docente Universitario en UNISON, UNICI y CLEA. / Presidente del Consejo INCIDE, A.C. / Nodo Regional Noroeste de ARISE Mx / Especialista en Gestión y Transferencia Financiera de Riesgos. Incide.guillermo@gmail.com What´s App: https://wa.me/5216622570688