RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA (RSU) - INCIDE
21471
post-template-default,single,single-post,postid-21471,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

09 Ene RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA (RSU)

Otras Publicaciones de la Semana:

.

La Responsabilidad Social Universitaria (RSU) es una política de gestión que se va desarrollando en Latinoamérica para responder a los impactos organizacionales y académicos de las instituciones de educación superior (IES), que no es cómoda, puesto que fuerza a la autocrítica institucional. Pero es la mejor alternativa que tenemos para arraigar la pertinencia y legitimidad académica frente a la crisis del saber científico en la sociedad del riesgo.

Esta búsqueda de un nuevo paradigma construye y consolida un concepto de universidad basado en la gestión de los cuatro impactos que genera siempre una IES sólo por existir: 1.- los que provienen de la organización misma, desde su campus y su personal; 2.- los que devienen de la formación que imparte hacia los estudiantes; 3.- los que emanan de los conocimientos que construye desde sus centros de investigación subyacentes a sus decisiones académicas, y 4.- los que brotan de sus relaciones con el entorno social, económico, ambiental y político.

La RSU permite desarrollar un compromiso solidario con poblaciones necesitadas, asimismo abre escenarios nuevos y constituye una excelente posibilidad de enfrentar la forzada y necesaria tendencia a la digitalización de la educación superior en aras de una profunda democratización del conocimiento, puesto que muchos tendrán acceso al menor costo, proceso acelerado ahora por la pandemia.

La RSU es política de toda la universidad: administración central, formación, investigación y extensión y así como los empresarios tienen mucha dificultad en entender que la Responsabilidad Social Empresarial no es filantropía, igualmente los universitarios tendremos dificultad en entender que la RSU no es simplemente una extensión solidaria.

El problema radica en entender lo que implica ser responsable ya no sólo de sus actos y sus consecuencias directas, sino también de sus impactos en el campo social total, que incluye al planeta entero, sus condiciones de habitabilidad humana y la vida digna de las generaciones futuras.

La política de gestión de la RSU permite introducir nuevas tendencias en la reflexión de la universidad sobre su relación con la sociedad, la temática del buen gobierno universitario, la del campus ambientalmente sostenible y resiliente, la del buen trato laboral, la de la participación universitaria en políticas públicas entre otras.

Exige una coherencia institucional permanente en todos los procesos organizacionales, una congruencia entre el decir y el hacer desde la compra de papel hasta la organización del plan curricular y el manejo de las líneas de investigación.

Se hace imperativo un autodiagnóstico institucional participativo; para una planificación de la mejora continua entre todos los miembros de la comunidad universitaria y la constitución de redes inter-organizacionales de corresponsabilidad social.

La RSU es necesaria para legitimar a la universidad y al conocimiento ya que su función primordial en la sociedad moderna no es, como se cree a menudo, formar profesionales y producir investigaciones, es garantizar que el título profesional del egresado sea legítimo y que los resultados de la investigación brinde las soluciones que el entorno socioeconómico requiere; por lo que hay que convertir a las corporaciones empresariales en nuestros aliados y no en nuestros competidores académicos, como ya ha sucedido.

Las universidades son universales en pensamiento y autónomas, libres, equitativas, incluyentes, celosas guardianas del patrimonio histórico de los saberes y las culturas, incansables casas de discusiones argumentativas, cerradas a los intereses económicos y políticos del exterior y abiertas si, hacia una discusión permanente, accesible, democrática, diversa y libre de violencia de género, redes de sostenibilidad y un real beneficio social, económico y ambiental, ahora con aspectos de entendimiento de la gestión integral de riesgos de desastres, de todo tipo y que desde la correcta formación académica se pueden evitar en el futuro, de manera resiliente.

Ahora el COVID nos obliga a ver en la responsabilidad social universitaria una alternativa acorde al futuro que se adelantó desde hace un año, en muchos centros de educación superior no sólo en México sino en Latinoamérica.

MA y MPC ING. JESÚS GUILLERMO MORENO RÍOS / Docente Universitario en UNISON, UNICI y CLEA. / Presidente del Consejo INCIDE, A.C. / Nodo Regional Noroeste de ARISE Mx / Especialista en Gestión y Transferencia Financiera de Riesgos. Incide.guillermo@gmail.com What´s App: https://wa.me/5216622570688

Te invitamos a aprovechar la BECA generada a través del convenio UNICI – INCIDE, interesados comunicarse a coordinacion.posgrado@unici.edu.mx y mencionar el convenio entre ambas instituciones. http://unici.edu.mx/web/

o directamente al What´s App: https://wa.me/5219611511772