MI PASO POR LA UNIVERSIDAD - INCIDE
21428
post-template-default,single,single-post,postid-21428,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

31 Dic MI PASO POR LA UNIVERSIDAD

Otras Publicaciones de la Semana:

.

Siempre quise ser búho, quizá por qué mi padre a menudo hablaba de ella, con gran pasión, con entrega, mencionaba con orgullo el haberla representado deportivamente, estudiar la secundaria y posteriormente trabajar ahí. Me platicaba de todo lo sucedido en los años de conflictos estudiantiles de los finales de los sesentas, fechas en las que yo apenas iba naciendo.

La Universidad de Sonora es uno de los íconos más importantes de nuestra entidad, no sólo por la calidad educativa sino por el cúmulo de profesionistas que han dado rumbo al estado de Sonora por más de 75 años, institución de la que me honro en ser egresado de la escuela de ingeniería civil en 1991.

Recorrer sus pasillos evocan a mi memoria los días en que competíamos y logramos ser Consejeros Directivos y posteriormente Consejeros Universitarios, recuerdo las grandes campañas para elegir al rector; Manuel Rivera Zamudio estaba por terminar su periodo y había gran revuelo entre Manuel Balcázar Meza y posteriormente el arribo de Marco Antonio Valencia Arvizu.

Mi participación en el ámbito deportivo fue como jugador de futbol americano, portando con orgullo el número 34 en el jersey de los BÚHOS, nuestro entrenador era, Héctor “Eco” Arreola Hoyos, con quien guardo una cercana amistad desde entonces y posteriormente fundamos, junto a otros jugadores, el equipo juvenil CORSARIOS como un semillero de jóvenes talentos que nos llevaron al campeonato estatal en 1988.

Después de graduarme y salir de esa época de conflictos universitarios internos, en donde afortunadamente durante ese periodo no hubo huelgas prolongadas me fui a estudiar a la ciudad de México la maestría en la Universidad Iberoamericana, donde pude constatar la gran calidad de enseñanza de nuestra UNISON, era sorprendente compararme con jóvenes de todo el país de universidades públicas y privadas, lo cual me llenaba de orgullo.

Me despegué de la vida universitaria por completo, hasta el año 2006 que soy invitado a cubrir un año sabático; jamás imaginé que hacer ese favor cambiaría mi vida para siempre, previo a eso, recibo con gran agrado la invitación a ser padrino de generación 2004 de ingenieros civiles, fue un momento muy importante en mi vida profesional, que me llenaba de emoción el saber que mi desempeño y la búsqueda del correcto ejercicio de nuestra profesión iba por el camino correcto.

Ya a punto de cumplir 15 años de docente, promoviendo entre los jóvenes esa cultura emprendedora desde entonces; forjando y cambiando sus mentes, que entiendan y se relacionen con el mundo exterior, que conozcan sus problemas y apliquen ese conocimiento en generar soluciones, empleos y riqueza.

Cada vez que un exalumno me contacta, para simplemente para saludarme, me llena de satisfacción saber que hemos hecho lo correcto, las herramientas importantes que brinda la Universidad deben de ser utilidad social, devolver al pueblo lo que el pueblo nos ha dado, esta educación y oportunidades de mejores niveles de bienestar personal y colectivo.

Posteriormente colaboré en los procesos de certificación profesional del Colegio de Ingenieros Civiles de Sonora y UNISON para garantizar el cumplimiento a Ley de Profesiones del Estado y ser un docente certificado en 2008 y 2013 para dar lo mejor a nuestros alumnos.

En los años recientes, he trabajado muy de cerca con los temas de protección civil, gestión de riesgos, transferencia financiera y descubriendo con gran impacto, que muchos de los desastres que se presentan en el mundo son causa de la mala praxis de nuestra profesión, es decir, actuamos con conocimiento, pero sin ética. Un punto importante que empezamos a enseñar a nuestros alumnos, que conozcan las consecuencias de los actos y el gran dolor que pueden causar sin siquiera imaginarlo.

Todo lo anterior nos llevó a proponer la creación de la materia de Gestión de Riesgos y Protección Civil en las carreras de ingeniería civil y arquitectura, al menos de manera optativa y temporal, esfuerzo que ha ganado el reconocimiento y replicado a nivel nacional; así como el participar anualmente en la organización de la Semana de Protección Civil, desde sus orígenes en 2016.

En febrero de 2019, promovimos la Alianza por la Cultura por la Resiliencia, entre el Consejo Integrador de la Construcción, la Industria y el Desarrollo, INCIDE, A.C. y la Universidad de Sonora, contando con la presencia de la Alianza del Sector Privado para Sociedades Resilientes ante Desastres de la Oficina de Naciones Unidas y de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Hoy por hoy, veo una UNISON madura, fuerte, con problemas como en todas las organizaciones, agudizada por la falta de presupuesto, la pandemia, conflictos internos o la amenaza de deserción estudiantil; sin embargo, creo y estoy seguro que todo tiene una solución si actuamos unidos, de manera empática y de cara a la sociedad, la Universidad siempre será un reflejo de lo que afuera sucede.

Los invito a ser parte del crecimiento de nuestra Alma Mater que nuestro país y el mundo requieren en estos momentos.

Docente Universitario en UNISON, UNICI y CLEA. / Presidente del Consejo INCIDE, A.C. / Nodo Regional Noroeste de ARISE Mx / Especialista en Gestión y Transferencia Financiera de Riesgos. Incide.guillermo@gmail.com

Te invitamos a aprovechar la BECA generada a través del convenio UNICI – INCIDE, interesados comunicarse a coordinacion.posgrado@unici.edu.mx y mencionar el convenio entre ambas instituciones. http://unici.edu.mx/web/

o directamente al What´s App: https://wa.me/5219611511772