PERMACULTURA - INCIDE
21328
post-template-default,single,single-post,postid-21328,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

05 Dic PERMACULTURA

Otras Publicaciones de la Semana:

.

.

Han pasado casi dos décadas desde que el ingeniero José Valdés Romero me hablara de permacultura, hoy puedo afirmar que ese anciano de 90 años siempre tuvo la razón, sobre todo con dos acontecimientos de este siglo que nos ponen a temblar, como lo es el cambio climático y el coronavirus, nos hacen repensar más en la humanidad de manera global, ética, holística y empática.

Pero .. ¿Qué es la Permacultura?

La permacultura es un sistema de diseño fundado en éticas y principios que se pueden usar para establecer, diseñar, coordinar y mejorar todos los esfuerzos hechos por individuos, hogares y comunidades que trabajan para un futuro sostenible. “Permacultura” es una palabra acuñada originalmente por Bill Mollison y David Holmgren en 1978 para describir un sistema integrado y en evolución de plantas perennes o que se perpetúan y de especies animales útiles para el ser humano.

La palabra permacultura es una contracción, que originalmente se refería a la agricultura permanente, luego, se amplió para significar también cultura permanente, debido a que se ha visto que los aspectos sociales son parte integral de un sistema verdaderamente sostenible, adaptable a distintas culturas y cosmovisiones.

Es también una red mundial y un movimiento que trabajan en países, sin soporte alguno de parte de gobiernos o empresas, están contribuyendo a un futuro sostenible reorganizando sus vidas y sus trabajos alrededor de los principios de diseño de la permacultura, creando pequeños cambios locales que están afectando directamente e indirectamente las actuaciones en el medio ambiente en general, la agricultura ecológica, la tecnología apropiada, las comunidades y otros movimientos para un mundo resiliente y sostenible.

Éticas de la permacultura

La ética actúa como restricción del instinto de supervivencia y de otras construcciones personales y sociales ególatras que tienden a guiar el comportamiento humano en cualquier sociedad. Son mecanismos que evolucionaron dentro de las culturas en pro de un interés propio más cultivado, ilustrado y culto.

Los principios éticos de la permacultura pueden verse como el sentido común de todas las culturas tradicionales, la permacultura muestra gran interés en aprender de culturas indígenas, basado en la evidencia de que estas culturas han existido en un relativo balance de armonía con su entorno y han sobrevivido más tiempo que cualquiera de nuestros experimentos recientes de civilización:

CUIDADO DE LA TIERRA: Todas las formas de vida tienen su propio valor intrínseco y necesitan ser respetadas por las funciones que cumplen y aunque no las veamos son útiles. La Tierra es una entidad viviente que respira. Sin el debido y constante cuidado hay  consecuencias muy difíciles de ignorar. 

CUIDADO DE LAS PERSONAS: El cuidado de la gente empieza por nosotros, pero se expande para incluir nuestras familias, vecinos, comunidades locales y regionales. Es posible cuando nos enfocamos en el bienestar no material, sin producir ni consumir recursos materiales innecesarios. Responsabilizarnos de nuestra situación, en vez de culpar a los demás, la propuesta de la permacultura es enfocarse en lo positivo, las oportunidades que existen.

CUIDADO DE LOS RECURSOS: Apunta a detener el crecimiento insostenible de los ecosistemas humanos, con el  fin de que los recursos no se agoten rápidamente como está ocurriendo hoy en día a escala mundial. También se interpreta como “Compartir los recursos con equidad”. Encontrando el equilibrio justo en nuestras propias vidas somos un ejemplo para que los demás encuentren su propio equilibrio.

Caso personal

Confieso que en este tiempo he hecho algo para mí impensable; jamás me había llamado la atención, pero para tener un fin en mente, salir un poco del estrés y recordando al ingeniero Valdés Romero hice mi huerto familiar, empezando a reciclar todos los desechos orgánicos de la cocina, dejar secar al sol, molerlo, con la ayuda de mi hija de cuatro años, en un viejo molino que fue de mi abuela y mezclarlo con residuos de café y para mi sorpresa crecieron plantitas de tomate; para este momento del confinamiento, ya tenemos además melón, calabacitas, cilantro, rábanos, lechugas, hierbabuena y nuestra parcela crece, día a día nos levantamos, la regamos y ya mis otros hijos entraron en la dinámica; nada tan reconfortante que con tus acciones generen vida.

Artículo de apoyo: https://www.elbroteurbano.com/eticas-de-la-permacultura/

Te invitamos a aprovechar la BECA generada a través del convenio UNICI – INCIDE, interesados comunicarse a coordinacion.posgrado@unici.edu.mx y mencionar el convenio entre ambas instituciones. http://unici.edu.mx/web/

o directamente al What´s App: https://wa.me/5219611511772