SEGURO COMO UNA HERRAMIENTA RESILIENTE - INCIDE
19647
post-template-default,single,single-post,postid-19647,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

13 Jun SEGURO COMO UNA HERRAMIENTA RESILIENTE

TRANSFERENCIA FINANCIERA DE RIESGOS

El haberme involucrado en la protección civil desde hace unos años, me ha hecho explorar otras áreas del conocimiento, a veces transversales y a veces paralelas, siendo una de ellos el apasionante mundo de la transferencia financiera de riesgos (seguros principalmente), contando con la Cédula B enfocada a daños.

Las aseguradoras cuentan con un cúmulo de información, enfocada al análisis de riesgo y el cálculo real del valor de las pérdidas, materiales y humanas, más de lo que imaginamos quienes técnicamente nos dedicamos a la gestión del riesgo y poco acudimos a esas fuentes de información y viceversa; las instituciones de seguros pudieran recalcular sus primas y aumentando la relación de mercado para hacer más interesante, conveniente y accesible para que el ciudadano pueda pensar en una inversión para su protección.

Este es un ejemplo de lo que cada uno de ellos juegan con el mismo cubo de rubik, pero focalizados cada uno en su cara, habiendo muchas similitudes que pocos han logrado detectar.

Coincidentemente la revista nacional SINIESTRO me invita a hablar de gestión de riesgos y por otro lado, la Asociación Nacional de Profesionales en Resiliencia, me concede el honor de una charla sobre “Transferencia Financiera de Riesgos” ante profesionales de todos los estados del país.

En ambos casos, mencioné que el seguro es una herramienta de resiliencia financiera y ahorro para enfrentar desastres; poco conocida y poco valorada por los “expertos”; sabemos siempre actuar ante una emergencia y nos vanagloriamos con el puño hacia arriba; pero lo que no sabemos los mexicanos es hacer frente de la manera financieramente correcta, quizá por ignorancia, indolencia, pobreza o combinaciones de ellas.

Y esa “mala” educación financiera personal la trasladamos a las organizaciones, lo que refleja el bajo índice de inversión y ahorro a través de los seguros que el mexicano tiene, como nos lo dice la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al situarnos con 2.7% del PIB por debajo de promedio global de 8.9%. En estos tiempos de COVID lo vivimos de cerca, empresas que son dependientes de la reactivación o del apoyo crediticio que el gobierno les puede brindar.

EMPECEMOS CON LO PROPIO

Antes del 2020 observaba el asunto de los servicios de salud, estatales y federales estaban rebasados y sin recursos. Por otro lado el desempleo en aumento, obligando a muchos pasar al empleo informal donde no se cuenta con ningún tipo de seguridad social y que lastimosamente irá en aumento, situación que nos obliga, ante un padecimiento recurrir a médicos particulares, algunas de ellos en farmacias de bajo costo.

Indagando y tratando de aportar, comparto que existe un producto atractivo y al alcance de nuestra mano y de la de nuestros trabajadores. Es un seguro de gastos médicos menores que se puede adquirir desde 600 pesos anuales con altos beneficios como: consulta con especialistas,  asistencia médica telefónica 24/7 sin importar dónde te encuentres los 365 días; tienes derecho a una ambulancia al año sin costo y las subsecuentes tarifas preferenciales; seguros de gastos médicos menores, de vida, incapacidad, seguro de vida hasta por 500 mil pesos, accidentes y gastos funerarios.

Especial para las personas profesionistas independientes, por su cuenta o microempresarios; ya que además de los beneficios económicos y de salud también está la optimización del tiempo y la productividad en el trabajo.

Para las empresas representa beneficio adicional por el ahorro en tiempo y aumento de productividad con respecto a las citas en el IMSS. Además, sería una tranquilidad para los empleados porque igual se da acceso a la red de médicos especialistas y tener acceso al Centro de Contacto 24/7.

Considero que este producto resuelve muchos de los problemas que se nos presentan en temas de salud, accidentes y hasta fallecimiento con una mínima inversión. Este tiempo de contingencia por el COVID-19 nos permitió ver que no estamos preparados para en ningún aspecto ni económico ni de salud, mucho menos contamos con seguro de vida.   

Es momento de ser resilientes, primero con nosotros mismos, para poder dar a los demás; nadie da lo que no tiene, es momento de actuar y dejar de ser egoístas, si llegamos a fallecer, que lo que heredemos a nuestras familias no sean deudas generadas de una enfermedad y funerarios; vienen tiempos muy difíciles que de manera resiliente debemos afrontar. Estoy para apoyarte.

Guillermo Moreno RíosIngeniero civil (UNISON) con maestría en administración de la construcción (UIA) y protección civil y gestión de emergencias (UNICI); diplomado en evaluación de sistemas contra incendios (CEUNO); académico en el departamento de ingeniería civil y minas de la UNISON y en la licenciatura de seguridad laboral, protección civil y emergencias de UNICI; ex regidor (2012 – 2015); ex director de protección civil y bomberos de Hermosillo (2015 – 2018); editor y columnista en Radio Epicentro, El Inversionista y Revista SINIESTRO; presidente de Consejo Integrador de la Construcción, la Industria y el Desarrollo, INCIDE, A.C.: miembro fundador de la Asociación Nacional de Profesionales en Resiliencia, A.C (ANPROGERI); coordinador de la zona noroeste de la Alianza del Sector Privado para Sociedades Resilientes ante Desastres, ARISE Mx y consultor en transferencia financiera de riesgos, seguros y protección civil, asesor en inversiones y seguros INBURSA y conferencista internacional en materia de gobernanza, resiliencia, gestión de riesgos y participación ciudadana.

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/guillermo-moreno-r%C3%ADos/

WhatsApp: https://wa.me/5216622570688

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en  http://consejoincide.org/  toda vez que se cite la fuente, al autor, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido.

Su contenido es responsabilidad del autor y no refleja necesariamente el punto de vista de manera general de Consejo INCIDE, A.C. / Revista INCIDE, pero con la libertad de expresar y compartir de manera individual sus opiniones y dando nuestra plataforma la oportunidad de dar a conocerlas.