Calidad de Vida & Cambio Climático - INCIDE
22892
post-template-default,single,single-post,postid-22892,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

19 Sep Calidad de Vida & Cambio Climático

Otros artículos que te pueden interesar:

http://consejoincide.com/category/articulos/

Los efectos del cambio climático ya están aquí afectando nuestra calidad de vida todos los días. Incendios, inundaciones, extincion de especies son algunas de las consecuencias en nuestro propio vecindario y en lugares que conocemos en todo el mundo. No nos podemos dar por sorprendidos, el aumento dramático en el nivel del mar, la destrucción de la agricultura, la interrupción del transporte, el flujo irregular de la energía y el desbordamiento de los sistemas de alcantarillado. El cambio climático ha dejado de ser cuestión de científicos para convertierse en tema de conversación entre personas comunes que ven deteriorada su calidad de vida.

La Sociedad Mexicana de Estudios de Calidad de Vida ha hecho eco del consenso internacional de los expertos en que debemos detener el uso exclusivo de métricas económicas para guiar a nuestras sociedades, gobiernos y economías. Necesitamos dejar de depender del Producto Interno Bruto (la suma de todos los bienes y servicios producidos en un año) como la medida de nuestro éxito nacional. Tenemos que dejar de perseguir el crecimiento económico como el camino hacia nuestra calidad de vida, porque no funciona.

El uso exclusivo de estas métricas no sólo está dañando nuestra calidad de vida, nos está matando a los seres humanos, y está acabando con otras muchas otras especies.  

La calidad de vida, como construcción multidimensional, debe ser el camino a seguir para alcanzar una prosperidad más equitativa en el presente y sostenible en el  futuro para todos.

Necesitamos utilizar medidas más amplias de bienestar que incluyan nuestra resiliencia individual, el fortalecimiento de los lazos interpersonales, el autoconocimiento individual, la salud de nuestras comunidades y el florecimiento sostenible de los ecosistemas.

No es una quimera. Ya en algunos países el bienestar y la calidad de vida son el objetivo principal y la base del presupuesto nacional: Nueva Zelanda, Bután y pronto Canadá. Hay pruebas suficientes para demostrar que la calidad de vida produce buenos resultados en términos, económicos, sociales, ambientales, e incluso, en términos político electorales.

Los informes del “Reporte Mundial sobre la Felicidad” y de Gallup pintan un panorama algo optimista. Dicen que nuestra calidad de vida no ha bajado mucho, que somos resistentes, que las cosas no están tan mal.

Existen dudas por dos razones:

Primero: el problema con las puntuaciones es que, en general, no venimos de un lugar fuerte. El promedio general para 2020 y 2021 está apenas por encima de 50. Lo que esto significa es que somos bastante neutrales acerca de nuestra calidad de vida. Entonces, cuando los resultados del Cambio Climático nos golpean, y si nuestros puntajes bajan, lo cual es probable, pasamos de neutrales a infelices. Esto no está bien.

Segundo: Los datos dicen que nuestra calidad de vida en todos los dominios del bienestar están disminuyendo, excepto en la economía. En otras palabras, volver a los negocios como de costumbre con la búsqueda de la riqueza como medio para la calidad de vida no está funcionando.

EN PERSPECTIVA, Nuestro futuro no carece de esperanza si actuamos para contribuir a la construcción de una contundente reacción colectiva a escala global, en un sentido, pero lo anterior, también es válido a escala personal.

Actuemos ahora creando conciencia sobre una solución para un futuro sostenible. Se pueden hacer pequeñas cosas como reenviar este artículo a sus amigos y familiares. La conciencia de la necesidad de cambiar la orientación de nuestro sistema social es imperativo y urgente.

Las pequeñas cosas se convierten en algo más grandes y, a medida que uno toma acción para ser parte de la gran solución, encontraremos formas que sean excepcionalmente satisfactorias y adecuadas para uno mismo.

Estimado lector, ¿Te gustaría ser parte de la solución?

Roberto Arriola García

  • Analista y emprendedor social.
  • Promotor del bienestar multidimensional.
  • Formado en las artes y las ciencias de la política, la comunicación y el derecho.
  • Columnista y editorialista en medios de comunicación.
  • Es presidente de la Sociedad Mexicana de Estudios de Calidad de Vida y presidente del Colegio de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Iberoamericana.

Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en  http://consejoincide.org/  toda vez que se cite la fuente, al autor, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido.