Iniciativa Victoria. - INCIDE
20422
post-template-default,single,single-post,postid-20422,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

28 Jul Iniciativa Victoria.

Escuchando Aquel que Vive en Casa de Cristal, de Flecha Al Aire, caí en cuenta de algo; muchas de las frases que escuché, como “te rozan y te rompes, ¿qué vas a hacer en casa de cristal?”, la cual demuestra que nosotros, los mexicanos, no tenemos una cultura de Protección Civil y cada que pasa una catástrofe nos derrumbamos, empezamos de cero; o “cuatro paredes no te van a refugiar de todo lo que viene y que provocaste, vivimos escudándonos, valiente no es el que no teme al daño” que hace ver que aunque sabemos que venía esa situación no hacemos nada por prepararnos y no sufrir tantos daños, ya sean físicos o materiales.

Por esto mismo, es que creé “Iniciativa Victoria”, donde busco que Protección Civil sea una materia obligatoria en, al menos, educación básica ya que es algo de suma importancia, está siempre presente en nuestras vidas, lo queramos o no y muchos lo ven como traba al momento de sacar un nuevo negocio o en los eventos masivos e incluso hoy en día con la pandemia.

Todo comenzó cuando nombraron a mi papá Director de Unidad Municipal de Protección Civil de Hermosillo (UMPC), hace 5 años, y a pesar de que me entusiasmaba que tuviera una nueva responsabilidad, no me llamó la atención el tema.

A los meses, llega diciendo que habrá una Academia Juvenil de Bomberos. Hasta ahí yo pensaba “ah que bien que mi papá nos diga qué hace en su trabajo y sea tan comunicativo” hasta que nos dice “y ustedes van a entrar”…

Pasaron las clases y cuando menos me di cuenta, ya estaba adentrada en el tema, no había marcha atrás. Cada que hacíamos una práctica era fantástico, la sensación de saber lo mucho que puedes ayudar, es simplemente indescriptible.

Aprendí muchas cosas, conocí a personas que ahora son mi segunda familia y todo se debe a la gran idea del Capitán Francisco Mouet (DEP) y a mi papá, por creer en él.

La verdad, es que valió la pena todo éste esfuerzo, y todos esos sábados por la tarde “perdidos”, ahora sé cómo ayudar, y cómo prevenir, no diré que sé evitar, porque me falta mucho para eso y de eso se trata lo que impulsamos.

Cuando salí de la academia, veía todo diferente, ahora cada que iba a un restaurante, tienda, o en la misma escuela, me ponía paranoica; andaba diciendo que todo estaba mal, que hacían falta salidas de emergencia, detectores de humo, extintores… Ya era igual o peor que mi papá.

Pensé en esta iniciativa pasando el terremoto del 19 de septiembre de 2017, porque me puse a preguntarme cosas como: si en la Ciudad de México tienen más capacidades y mejor conocimiento sobre qué hacer en caso de terremotos, o emergencias, ¿dónde queda Hermosillo? ¿Podríamos aguantarlo? Lamentablemente la respuesta es no, porque vamos, seamos honestos, aquí es como si fueran simulacros de simulacros, son una hora libre, para hablar, jugar, o lo que sea, menos para lo que en realidad son: EDUCARNOS EN LA PREVENCIÓN

Por ello, decidí enviarle una carta al director de mi escuela, la cual se puede decir que fue tomada en cuenta. Pasado eso, le envíe la carta a la gobernadora, la cual fue respondida con un “Ya hablamos con autoridades de Instituto Vanguardia y dicen que ya hacen simulacros y les dan pláticas”. Y como ya dije, los simulacros no sirven de nada, además que ¡no hacemos muchos en cada ciclo!

En marzo de 2018 fui invitada a brindar una ponencia en la Semana de la Protección civil de la Universidad de Sonora, el evento más importante en la materia en el noroeste de México, y junté firmas para volver a enviar la carta a la gobernadora, logrando en esta ocasión que el concurso de diputado infantil del siguiente año se le determinara el tema “El Niño y la Protección Civil” donde cuyas propuestas han quedado en el limbo.

NO dejé de insistir y de enviar propuestas, tanto  a la coordinación nacional de protección civil, como al Congreso de la Unión. Pasaron unos meses y el Coordinador Nacional de Protección Civil, David León, me contactó para estar al tanto de toda esta situación. En agosto de 2019, le envié una carta a la diputada Claudia Nancy Reséndiz, donde le pedí tomara cartas en el asunto y mi propuesta fue incluida en la propuesta de modificación de la ley de Protección Civil, misma que siguen discutiendo los diputados.

En enero de este año, hablé con el Director de la Escuela Nacional de Protección Civil (ENAPROC), el ingeniero Enrique Bravo, ya que él también estaba interesado en lo que yo busco hacer y me nombró algo así como embajadora de protección civil para la juventud mexicana, pero sin un seguimiento concreto.

Me gustaría decir que he hecho un gran cambio, pero para ello faltan muchísimos años y esfuerzo, pero sé que hemos sembrado la curiosidad y el anhelo en algunos sectores de la sociedad y que no ha dejado de germinar; a veces sin esperanza, pero sin dejar de luchar

Nos beneficiaría mucho como sociedad tener esta cultura. Comenzar desde ahora, puede cambiar muchas cosas; así como en la época de juventud de mis papás, que no se usaba ponerse el cinturón de seguridad del carro; la mayoría de los adultos de 40 para arriba es muy extraño que lo utilicen, y ahora es algo que todos los jóvenes y niños tenemos inculcado, no podemos ir en un carro sin estar abrochados.

Entonces, al enseñar a todos los alumnos de preescolar, primaria y secundaria sobre protección civil, en un futuro sería muy extraño ver a una persona que no sepa ser primer respondiente, cómo actuar en caso de incendio o que no sepa cuál importante es usar una mascarilla.

El COVID -19 nos demostró que no tenemos cultura de la prevención y eso se pudo haber inculcado de manera natural en las escuelas; desde 1985 y nada de cultura de prevención; hoy nos toca aprender a la mala, pero me preocupa el tiempo que se quede el tema de la gente una vez pasada la contingencia.

Pudimos habernos preparado, todos, desde diciembre y no hicimos nada. Ni siquiera teníamos la cultura de usar una mascarilla o respeto de las reglas del autocuidado básico que incluso a través de “memes” nos llegaban. Nos tomó de sorpresa porque quisimos que nos tomara de sorpresa.

Ahora, debemos preocuparnos por ser resilientes, por enseñarles a los más pequeños lo importante que es seguir las medidas de seguridad, porque la pandemia regresará.

Sin embargo, debo de reconocer que como dice el dicho: “la esperanza es lo último que muere” y hace apenas unos días, apoyando a mi hermano en la dirigencia Juventud INCIDE, dentro del programa de conferencias semanales hemos contado con diversas personalidades de ámbitos de interés para los jóvenes que aspiramos a ser profesionistas en un futuro no tan lejano; y propuse como “sueño guajiro”, invitar a la máxima autoridad del país en protección civil, David León Romero, que para sorpresa de propios y extraños, aceptó amablemente, pero de eso hablaré en el siguiente artículo.

Victoria Moreno Cruz

  • Alumna de 5to semestre de preparatoria en Instituto Vanguardia.
  • Tesorera del Club de Lectura del Instituto Vanguardia.
  • Egresada de la primera generación de la Academia Juvenil de Bomberos de Hermosillo y posteriormente instructura de la misma.
  • Embajadora de Protección Civil para la Juventud Mexicana por la Coordinación Nacional de Protección Civil en 2020.
  • Expositora en la Semana de Protección Civil 2018 de la Universidad de Sonora.
  • Creadora de Iniciativa Victoria, para la la cultura de la protección civil sea obligatoria en la educación básica.
  • Participante de Cross Border Youth Summit en 2019.
  • Miembro de Juventud INCIDE.
  • Hobbies: Tocar la guitarra acústica y eléctrica, cantar y tejer.
  • He tocado al lado del grupo Retro en dos ocasiones y con el grupo Deja Vu.
  • Integrante de la banda Área B de 2018 – 2019.

Comentarios al WhatsApp: https://wa.me/5216624060777

vic.m.cz03@gmail.com