Mitigación del riesgo. Dictamen estructural - INCIDE
19854
post-template-default,single,single-post,postid-19854,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

28 Jun Mitigación del riesgo. Dictamen estructural

Dictaminar estructuralmente una edificación previo al cambio de uso o la utilización, es primordial para la operación del proyecto y sobre todo en la gestión del riesgo de la protección civil . Desde la fundación de Hermosillo el 18 de mayo de 1700, el desarrollo en infraestructura y la adición de nuevas actividades económicas ha sido constante hasta el día de hoy. Con lo anterior, se tienen edificaciones de las más modernas hasta edificios con una edad mínima de 70 años y en algunos casos superando los 100 años.

  •  

El inciso (d) del capítulo 3.3.4 de los términos de referencia TRES-004-UEPC-2016 para la elaboración de diagnósticos de riesgo de Protección Civil del Estado de Sonora, define que para el caso de las remodelaciones o ampliaciones se debe de presentar un dictamen de Seguridad Estructural, firmado en original por el especialista que lo elabora. El cual, debe de contener una percepción visual mostrando que no presenta daño estructural ni falla, Memoria de Cálculo y Carta Responsiva, avalada por el DRO y el Perito Estructural. presentando copia de cédula profesional.

El garantizar la seguridad estructural previo a la inversión del proyecto, garantiza o en algunos casos disminuye el riesgo por interrupción en la operación de la actividad económica a causa de problemas estructurales en la edificación.

Ejemplificando el tema del presente artículo, algunas edificaciones de posible riesgo son las ubicadas en el Centro de Hermosillo. En el cual, el aforo y acceso de personas a los locales comerciales es de gran magnitud. De tal manera, que el deterioro por intemperismo y el incremento de las solicitaciones de servicio por el cambio de uso y utilización aumentan el riesgo a la protección civil dado que las edificaciones en algunos casos no son aptas para el servicio que se pretende ofrecer.

Como experiencia personal, hace algún tiempo al realizar un dictamen estructural de un edificio de giro comercial ubicado en el Centro de la ciudad que concentra un sinfín de personas para la adquisición de productos en un ambiente sano “arquitectónicamente”. Por la edad del edificio, se sugiere al arrendador una inspección más minuciosa detectando que los elementos estructurales que conforman la superestructura presentaron patologías de daño y calidad mínima por lo que se optó por cerrar y solucionar el problema.

Como se aprecia en la imagen anterior, visualmente la losa y vigas están cubiertas de impermeabilizante elastomérico, por lo que se ven en buenas condiciones. Sin embargo, al realizar los trabajos previos a los ensayos destructivos se encuentra lo siguiente:

La corrosión excesiva ocasionó una reducción de la sección transversal del acero de refuerzo decreciendo su capacidad mecánica entre otras patologías del concreto como fisuración interna y desprendimiento de concreto entre otras.

En la imagen anterior se aprecian claramente las discontinuidades del acero de refuerzo transversal y la disminución de la sección transversal del acero de refuerzo longitudinal.

Con lo anterior, surge el concepto de Transferencia de Riesgo para todos los involucrados del proyecto (Arrendador, Arrendatario “inversionista” y Director Responsable de Obra.

Tomando en cuenta una superficie de 800 m2 de losa de concreto en azotea de 15 cm de espesor y un peso volumétrico del concreto de 2,400 kg/m3 se obtiene un peso total de 288,000 kg de losa con riesgo de colapso.

Considerando el riesgo por colapso, la reflexión evidente, deja las siguientes dudas razonables:

  • ¿Vale la pena exponer a los empleados y clientes en una estructura con riesgo?
  • ¿La inversión del proyecto puede soportar la interrupción de sus operaciones por algún incidente estructural?
  • ¿El inversionista y el Arrendador aceptarían adquirir el riesgo y soportar las imputaciones por alguna muerte o daño físico de empleados y clientes por omisiones estructurales?
  • ¿La edificación es capaz de garantizar su integridad estructural para el periodo de recuperación del proyecto?
  • ¿La estructura soporta las solicitaciones de servicio para el destino del proyecto?
  • ¿Bajo qué criterios estructurales se garantiza la protección civil si no se cuenta con un dictamen estructural?

Ante las interrogantes anteriores se deja a criterio y ante todo al sentido de ética el actuar de cada corresponsable.

En el Colegio de Ingenieros Civiles de Sonora A.C. (CICS) se cuenta con profesionistas que pueden ayudar en la cuantificación y mitigación del riesgo en apoyo a los propietarios de las edificaciones, inversionistas de proyecto y profesionistas en la Arquitectura como lo son el grupo de Calculistas y Estructuristas de Sonora A.C y el ACI capítulo Noroeste.

Joaquín Bojórquez Acuña

Ingeniero Civil con Maestría en Valuación Inmobiliaria, Industrial y de Bienes Nacionales, Maestría en Ingeniería Económica y Financiera, Maestría en Estructuras Urbanas, Máster internacional en Estructuras de Edificación con CYPE, Maestría en Ingeniería Estructural y Sísmica, colaborador del consejo INCIDE, miembro del Colegio de Ingenieros Civiles de Sonora A.C, miembro de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural A.C. SMIE, miembro del grupo de Calculistas y Estructuristas de Sonora A.C., emprendedor PYME con más de 10 años de experiencia.

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/joaquin-bojorquez-a-04b2bb43/

  • Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en  http://consejoincide.org/  toda vez que se cite la fuente, al autor, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido.