Pandemias, COVID19 y orden mundial. - INCIDE
19747
post-template-default,single,single-post,postid-19747,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

21 Jun Pandemias, COVID19 y orden mundial.

Uno de los aspectos básicos de un virus elevado nivel de contagio durante el proceso de incubación, este proceso suele evitarse tomando medidas como lo que hoy conocemos como confinamiento voluntario, minimizando la posibilidad de dispersión del virus.  

Como ya ocurrió en otras ocasiones, epidemia de influenza de 2009-2010, en esta pandemia se nos solicitó que permaneciéramos en casa para evitar la dispersión, sin embargo un sector importante de la población siguió saliendo a la calle con varios argumentos, la necesidad de trabajar a diario al no disponer de un sueldo, la falsa idea de eso no me va a pasar a mi, la creencia de que no existe porque ellos no conocen a nadie, o el argumento que centra nuestra atención que todo esto son estrategias de los gobierno, e incluso de algunas sectas secretas, con el fin hacer quebrar nuestra economía (como si fuese tan esplendorosa) para imponer un nuevo orden mundial. 

La realidad es mucho más sencilla de entender ya que todo este aspecto tiene que ver con la psicología del ser humano y con una de nuestras emociones básicas, el miedo. Como enfrentamos nuestros miedos es la respuesta de todas estas respuestas que las personas estamos danto a esta situación que se está viviendo en todos los países. 

Comencemos entendiendo que el miedo es algo natural ante estímulos potencialmente peligrosos para nuestra integridad, y que el cuerpo reacciona a ello con una respuesta de ansiedad, que normalmente desaparece cuando esta situación termina o la superamos. Sin embargo, en la situación que estamos viviendo el nivel de incertidumbre es mucho, además de la desinformación catastrófica, lo que genera que muchas personas sientan mucha ansiedad por todas las noticias que le están llegando, entonces tenemos que enfrentar esta situación aparentemente interminable, lo que generaría una respuesta de miedo constante, por lo que es necesario que “hagamos” algo para sentirnos mejor.

¿Cómo enfrentamos este miedo?

En primer lugar y probablemente el que más nos gusta a todos es ridiculizándolo, al reírnos de aquello que genera nuestro miedo lo minimizamos de ahí que en estos días veamos tanto meme sobre el tema. Segunda opción negando la existencia del elemento que nos causa miedo y actuando como si nada pasara, por esto vemos que muchas personas salen a la calle sin cubrebocas, no toman su sana distancia, ni realizan ninguna medida preventiva según se recomienda, y claro si según ellos no existe “el COVI“, pues tienen que buscar otra explicación, aquí es donde entra la tercera opción, hay que echarle la culpa a alguien de todo esto y es cuando la gente gira la cara a la fuente que está dando la información y donde comienzan todas las explicaciones, o como gustan de llamar teorías conspiranoicas (una combinación de conspirativa y paranoica) que la mayoría hemos escuchado, desde que se manipula la información, hasta la del nuevo orden mundial. Finalmente, todas estas son formas de enfrentar el miedo que sentimos, pero lo más importante nos permite hablar del tema y sacar todas las emociones acumuladas al respecto, permite el desahogo emocional al hablar sobre el tema, lo que es algo muy importante impidiendo así que la persona se “ahogue” en sus emociones y necesite recurrir a la atención de un psicoterapeuta que lo ayude a manejar toda esta situación, o incluso al uso de fármacos para calmar su malestar. 

Finalmente y a modo de conclusión, la existencia del virus SARS-CoV2 que es el que origina la enfermedad que conocemos como COVID19 es algo muy real, lamentablemente. Hemos de entender que no afecta ni tan siquiera al 0,03% de la población, es decir, a muy poca gente, y que su letalidad, es baja 0,054 a nivel mundial, es decir de cada 1000 personas infectadas en el mundo fallecen 5,4 piense el lector que hay otros virus como el ébola cuya letalidad es del 50%, fallece una de cada dos personas infectadas. El virus seguirá existiendo, como tantos otros, y con el tiempo saldrán vacunas, así que en breve será como la influenza, para la que nos vacunamos cada año.

¿Cómo se originó? ¿Quién lo originó? ¿Por qué se originó? Pues todas estas preguntas ya fueron contestadas, sin embargo, a algunas personas las respuestas las dejan insatisfechas, y ante su miedo prefieren encontrar respuestas alternativas en ideas para las que no hay ninguna información disponible ni contrastable. Si usted se siente mal, busque con quién hablar, desahoguese, pero por favor tome las medidas apropiadas para proteger su salud. 

 Dr. Raúl Martínez Mir

Consultor y docente en Psicología y Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Sonora


https://www.linkedin.com/in/ra%C3%BAl-martinez-mir-3aa67735/

  • Se permite el uso, distribución y difusión del contenido publicado en  http://consejoincide.org/  toda vez que se cite la fuente, al autor, se vincule al artículo en nuestro sitio web y se mantenga la intención del contenido.